martes, 5 de enero de 2010

El amor descompasado.

Que dura enseñanza el amor descompasado.
Es como obtener la respuesta
cuando has olvidado la pregunta.
El cuerpo se vuelve rígido
y la mente acero frío.
Que duro sentir que ya no amas
cuando el otro despierta al amor que le diste.
Y observas su impotencia y su dolor.
Y te colocas en el otro lado del espejo
pero ya no quieres ver.

Duele la garganta y el diafragma
porque se han secado las palabras
y se ha cerrado el corazón

Sarah.

6 comentarios:

Reflexiones de Emibel dijo...

Jooooo Sara, entré para dejarte un mensaje de preocupación porque no escribías y veo que sí lo haces. No se me actualiza tu blog, no sé qué puede pasar.

Bueno, me alegro de que sí escribas y además un poema tan bonito como éste.
Duro el desamor. El corazón se cierra a un amor pero puede estar abierto a un futuro.
Fuerte el poema, me haces sentir.
Un besito, preciosa

Sarah dijo...

Niña, que si que estoy. Pero es que tengo follón en casa de pintores y yo también, estoy redecorando mi vida...
Hoy ha habido problemas con el internete..., pfff, no sé qué puede pasar.
Un abrazo y felices reyes majos.

pluvisca dijo...

Hola Sara, felices reyes "majillos"

Hace dias que queria entrar en tu blog, y hoy al leer tu post, bufff, me has removido niña, ya sabes, evocaciones...

Un besino.

Si quieres pasarte por mi blog que he abierto (antes era privado) aqui te dejo el enlace:

http://pluvisca.blogspot.com/

Sarah dijo...

Hola, Pluvisca, me alegro de verte por aquí. Si me he pasado por tu blog y me ha gustado mucho, es artístico ¿por qué lo tenías cerrado?. De paso, te he cogido la imagen del ying-yang (pero a mi no se me mueve), me encanta ese símbolo y la sabiduría que encierra.
Un abrazo ¿Teresa?

pluvisca dijo...

Hola guapa, si, me llamo Teresa.

El simbolo, para que se te mueva has de copiar el código en: Configurar HTML/JavaScript.

No me lo deja copiar aqui, si me das el correo te lo mando

Un abrazo

Tita dijo...

Qué hermoso poema, Sarah, y qué razón tienes...es muy duro el amor descompasado

Un abrazo